Escándalo

Pergamino: Martínez se entromete en la investigación por el agua contaminada y pide que le saquen la causa al juez

El intendente Javier Martínez intenta desligarse de la responsabilidad por la contaminación del agua.
El intendente Javier Martínez intenta desligarse de la responsabilidad por la contaminación del agua.

El escándalo por el agua contaminada todavía sigue dejando tela para cortar en Pergamino y luego de los allanamientos que se realizaron en la municipalidad meses atrás a pedido del fiscal Matías Di Lello, para establecer cuál fue la responsabilidad del Ejecutivo local en las últimas fumigaciones, ahora se le suma un extraño pedido por parte del intendente.

Por las complicaciones que podría traerle en su afán de relegir en el cargo, ahora Javier Martínez se vio acorralado y pidió expresamente el apartamiento del juez Carlos Villafuerte Ruzo. Por otra parte, solicitó que la causa pase a la justicia provincial, justo cuando se intenta establecer la calidad del agua en todo el distrito y ya no solo de barrios aislados.

De esta manera, el jefe comunal de Cambiemos que intentará renovar su mandato, solicitó que el expediente deje de estar en manos del Juzgado federal de San Nicolás en una maniobra que busca esconder su responsabilidad por la contaminación del agua que afectó a muchos barrios de la ciudad que, además, no contaron con el auxilio del municipio.

Tiempo atrás, el propio Martínez se negaba a abastecer de agua mineral a las localidades afectadas (entre ellas Peña y Acevedo). Mientras tanto que, la secretaria de salud María Marta Perreta se escondía y no estaba dispuesta a recibir a las familias que están atravesando esta seria problemática y, por orden del jefe comunal, les cancela las reuniones.

Hasta el momento, el juez Villafuerte Ruzo había concluido con un estudio que demostró que el agua recolectada de tres barrios de las afueras de Pergamino, estaba contaminada con 18 tipos diferentes de agroquímicos. Muchos de ellos, potencialmente mortales para la salud humana. Por su parte, desde el ejecutivo municipal se habían encargado de desmentirlo, asegurando que era "apta para el consumo".

En ese marco, fueron los propios vecinos quienes denunciaron que el municipio intentó esconder que tomaban agua con glifosato, luego que se conociera que gran parte del distrito estaba afectado. Por tal motivo, y a la vista de las complicaciones que surgieron con el avance de la investigación, Martínez intentará mover las piezas para ganar tiempo y que la causa sea derivada a la Justicia provincial.

Lectores: 1

Comentarios